Print Friendly, PDF & Email

Noticias

lunes 31, enero 2022
Autoridades Sanitarias de Agricultura consideran “No Alarmante”, mosquita blanca en cultivos de habichuelas de San Juan

Santo Domingo. -Las autoridades fitosanitarias del Ministerio de Agricultura califican “No Alarmante”, la plaga de la mosquita blanca que afecta para esta fecha cultivos de habichuelas en el valle de San Juan, a pesar del seguimiento, monitoreo y capacitación que reciben los productores de la zona.

La provincia San Juan es el lugar por excelencia dedicado al cultivo de leguminosa y de manera recurrente todos los años se ven afectados por el insecto mosca blanca (Bemisia tabaci), que transmite el virus que provoca el mosaico dorado conocido como enganche a la guardia.

El Programa Nacional de Manejo Integrado de Plagas del ministerio de Agricultura año tras año visita las plantaciones para verificar y comprobar la salubridad de los cultivos y su evolución. Sin embargo, algunas veces la veda es violada a juzgar de las fechas establecidas de siembra para el manejo del cultivo con relación al desarrollo del vector que busca reducir al mínimo la propagación de virus.

El pasado mes, técnicos de Sanidad Vegetal estuvieron en la zona constatando la situación y certificaron que el litoral Sur de la provincia está afectado debido a las condiciones meteorológicas (altas temperaturas y pocas lluvias), registradas en el país. Ocasionando pérdida del grano de tan solo un 20%, cifra que comparada con años anteriores es mínima, indicó Juan Clase Salas, subdirector técnico de Sanidad Vegetal.

Las variedades altamente susceptibles al virus son la clase Yacomelo y Jose Beta sin dejar resaltar su productividad y su rico sabor al guisado pero idóneas atraer el virus, se recomienda a productores destinar la siembra a la variedad de habichuela Negra en la zona Sur del valle.

PREVENCIÓN

La prevención contra una plaga se fundamenta en hacer las cosas bien, lograr un riego adecuado para la plantación y un abonado orgánico, respetar el calendario de siembra recomendado por el ministerio de Agricultura y que los productores asistan a las capacitaciones con el fin de lograr una cosecha sana y productiva.

Porfirio Álvarez, encargado del Programa Nacional de Manejo Integrado de Plagas señala que el fin no es eliminar a la mosca blanca porque una vez llega solo se puede controlar, sino evitar que las plantaciones sufran demasiados daños sin saturar de insecticidas el campo.